Cotización vacía
Contraste: principio básico del diseño

Contraste: principio básico del diseño

Dicen los expertos que sin contraste no hay diseño, en el caso de la piedra natural, es muy importante este dato, ya que si no escogemos adecuadamente nuestros materiales, la belleza de nuestros mármoles pueden pasar desapercibidos.
Contraste es todo aquello que marca una diferencia entre uno o varios aspectos, ya sea en color, brillo, texturas, tamaño, proporción etc. Esta diferencia puede ser mínima o perceptible. Nuestro entorno visual se encuentra enriquecido por estos elementos, algunos de ellos equilibrados y otros muy saturados. En el mundo del recubrimiento natural, además del gusto propio, hay factores a tomar en cuenta para crear espacios impactantes:


1.-LUMINOSIDAD: Analizar la cantidad de luz que recibe el espacio a diseñar. De esta forma sabremos si enfatizar con piedras blancas u oscuras, los blancos tienden a ampliar la visión del área y los negros a empequeñecerla.
2.- CROMÁTICA: Escoger tonos neutros en paredes es lo más recomendable para equilibrar la armonía de los espacios. Se recomienda escoger el color de la habitación dentro de los colores de la familia de la piedra natural elegida. 
Pintar una pared de un color en especial, dará la sensación de frescura y contraste. Nuestros muebles y accesorios juegan un papel muy importante, ya que sin ellos nuestras creaciones carecen de emotividad.
3.-EQUILIBRIO: Las texturas pueden convertirse en un recurso agotado si no se saben combinar. Se sabe de antemano, que la piedra natural es caprichosa: sus formas, colores y texturas se expresan de una manera espectacular pero muchas veces sobre cargada, lo que la hace única. Es por ello, que recomendamos cuidar los tipos de materiales que se van a aplicar en un determinado espacio. 





Publicado en 20/07/2018 Interiorismo, Decoración, Mármoles 0 80

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Debes permanecer con la sesión iniciada para poner un comentario.
Comparar 0