¿CÓMO HABITAR UNA NUEZ?

Cuando los espacios habituales se reducen a una expresión mínima es posible poner en juego no sólo la capacidad de organización de la obra arquitectónica sino también la habilidad para resolver proyectos que a primera vista pueden parecernos comunes y que sin embargo, suelen ser el mayor reto del arquitecto. Los espacios reducidos manifiestan mayor organización, sin abandono de la estética y aumentando el confort para los usuarios. Allí donde inicialmente se piensa que habitar pueda tener limitaciones para el movimiento físico y la libertad, la arquitectura puede superar toda expectativa y tener soluciones inesperadas.
El proyecto arquitectónico de espacios pequeños debe provenir de varias reflexiones: De su habilidad y uso eficiente, su sentido estético diferente al proyecto común de los recorridos espaciales de una manera nueva y pocas veces propuesta en la visión arquitectónica.

Se debe tomar en cuenta el precepto: mínimo espacio-máxima arquitectura, esto debido a los tiempos actuales ya que las metrópolis son las que exigen cada vez más residencias menores donde el espacio mínimo se convierta en un oasis y sean el eje personalizado de la vida de muchos. Hablamos también de una visión urbanista, donde la arquitectura proponga soluciones al problema de la vivienda con edificaciones inteligentes, desarrollando estrategias de adaptación de su función original a las necesidades contemporáneas actuales. 

 

Fuente: Enlace Arquitectura.

 

Fuente: Enlace Arquitectura.

Publicado el2018-08-01 428
Dejar un comentario
Escribir una respuesta
Por favor login para escribir un comentario.

Artículos Recientes

En nuestra sección de artículos recientes, usted encontrará una gran variedad de tips sobre cuidados y decoración.

Menú