CÓMO SÍ Y CÓMO NO CUIDAR LAS PIEDRAS NATURALES

Lo que se debe y no se debe hacer en el cuidado de piedras naturales

En algunas ocasiones se tiene la idea de que el mantenimiento de las piedras naturales es muy complicado y engorroso, o, en algunos casos, que son tan resistentes que se pueden limpiar con cualquier producto que encontremos en el supermercado. 

Si bien es cierto que las piedras naturales son muy resistentes y duraderas, sin el cuidado adecuado, estas se pueden manchar o dañar de forma permanente. El mantenimiento no es complicado y, por lo regular, puede llevarse a cabo siguiendo cabalmente las instrucciones de cada producto. A continuación, te compartimos qué se debe hacer y qué no se debe hacer en el cuidado de las piedras naturales.

Instalación 

El primer paso para que las piedras naturales luzcan espectaculares por mucho tiempo es la instalación. Es indispensable que esta se efectuada por un profesional, debido a que un instalador capacitado llevará a cabo el tipo de instalación, usará adhesivos y los elementos según el tipo de piedra y la zona en donde se instalará. El instalador profesional no omitirá ningún paso, como la aplicación de una malla impermeabilizante para evitar filtraciones desde la base y utilizará el adhesivo recomendado según la porosidad y características de la piedra.

Aplicación del sellador

La aplicación periódica de un sellador es uno de los pasos más importantes en el cuidado y mantenimiento de las piedras naturales. El sellado protege la piedra de filtraciones de líquidos y de humedad que la puedan manchar, a la vez que permite limpiar los derrames accidentales de sustancias o de ácidos, como el limón o el vino tinto, que pueden reaccionar al contacto con la piedra natural, en especial en aquellas piedras que contengan carbonato de calcio en su composición, como el mármol.

Se puede elegir entre un sellador de apariencia natural, que solo protege la piedra sin cambiar su aspecto, o selladores de apariencia húmeda, que crean un efecto como si la piedra estuviera mojada. El tiempo de aplicación del sellador varía según las condiciones de la piedra y si esta se encuentra en interior o en exterior, por lo que la piedra puede requerir un sellado cada uno, dos o cinco años.

Limpieza de la piedra

La limpieza habitual de la piedra natural es parte de su cuidado, de esto modo se evitará la generación de salitre u hongos entre las juntas. La limpieza se puede llevar a cabo con agua y jabón neutro o con kit especializados para limpieza de piedras naturales. Estos productos, además de limpiar la piedra, generan una especie de sellado que reforzará la protección de la piedra. Los productos de limpieza a base de cloro u otros químicos, así como abrasivos pueden dañar permanentemente la piedra, por lo que te recomendamos evitarlos. 

 Las piedras naturales son duraderas, aumentan la plusvalía de los espacios, además que sus diseños y texturas crean ambientes llenos de buen gusto y elegancia. Un mantenimiento adecuado ayudará a que las piedras naturales luzcan espectaculares por mucho tiempo. Si quieres conocer todos nuestros productos para cuidado y mantenimiento de piedras naturales, selladores o kits de limpieza, escríbenos en el sitio web o envíanos un mensaje por WhatsApp. Uno de nuestros asesores te brindará atención personalizada y le dará seguimiento a tu proyecto de inicio a fin.

Porque recuerda, Mármoles Puente, naturalmente tuyo.

 

Publicado el2021-06-18 377
Dejar un comentario
Escribir una respuesta
Por favor login para escribir un comentario.

Artículos Recientes

En nuestra sección de artículos recientes, usted encontrará una gran variedad de tips sobre cuidados y decoración.

Menú