Cotización vacía
Casa de Estudios para Artistas / Antonio Bonet

Casa de Estudios para Artistas / Antonio Bonet

El edificio de esquina entre las calles Suipacha y Paraguay de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, diseñado por el arquitecto español Antonio Bonet, estableció desde su concreción la base para comenzar ciertas reflexiones sobre la arquitectura moderna internacional en el contexto argentino de los años 1930.

El proceso de creación de la casa de estudios para artistas se relaciona con el Grupo Austral, del cual el arquitecto era miembro, y de cómo entendieron e interpretaron los postulados de Le Corbusier, siendo considerados como la única delegación legítima de los CIAM en la Argentina. Esta obra es, entonces, el primer intento de construir en la ciudad siguiendo al pie de la letra sus proposiciones.

En el contexto argentino, la conformación de la ciudad porteña -producto del marco legal, económico y tradicional- fue asentando a la cuadrícula y a la reglamentación como los principales elementos que condicionarían a la arquitectura moderna construida a lo largo de la década de 1930. La obra no queda exenta de estas condiciones, y la respuesta a la inserción en el damero se enfatiza por la forma en que el edificio toma la curva de la esquina y como esa acción se remarca por la cornisa continua de la terraza-jardín. Además, la continuidad de altura con la de los edificios linderos demuestran una disposición positiva respecto a la conformación de la manzana tradicional.

El edificio, finalizado en 1938, cuenta con 4 locales comerciales ubicados en el nivel de la calle y 7 departamentos-estudios, donde se puede ingresar desde el primer piso para luego acceder desde cada uno de ellos a un entrepiso, pensado como un ámbito de descanso.

La materialidad del conjunto también parece ser una reflexión de las ideas que giraban en torno a la industrialización y que pone en juego una preocupación acerca de la normalización de los elementos constructivos. Se aprecia primordialmente en su fachada una variedad considerable de materiales que incluye a diferentes tipos de acero: perfiles, chapas dobladas o agujereadas, y diferentes tipos de vidrio: circular y cuadrado, siendo estos transparentes o translúcidos. Los diferentes componentes materiales del edificio establecen lógicas de la industria, pero comienzan a evidenciar que hay un cambio de significados y valores acerca de las consideraciones de Le Corbusier.

FUENTE:http://www.archdaily.mx/mx/787739/clasicos-de-arquitectura-casa-de-estudios-para-artistas-antonio-bonet

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Debes permanecer con la sesión iniciada para poner un comentario.
Comparar 0