Cotización vacía
Revestimientos de piedra natural

Revestimientos de piedra natural

La piedra natural es un material excelente como revestimiento de paredes en interior y exterior. Gracias a la calidad del material, al ahorro en costes de mantenimiento y, sobre todo, a su gran vida útil, las baldosas de piedra natural son ideales para el revestimiento de todo tipo de muros. Su baja absorción de agua así como su alta resistencia a la compresión y al deterioro por el uso continuo convierten los revestimientos de piedra en la mejor opción para cualquier tipo de vivienda.

Materiales para los revestimientos de piedra natural

Los materiales más recomendados para todo tipo de revestimientos en piedra natural son las pizarras, areniscas, basaltos, calizas y cuarcitas. Las baldosas de pizarra natural son un excelente revestimiento para muros gracias a su dureza, baja porosidad y alta resistencia mecánica y a la intemperie. Disponible en tonos negros, grises, azulados, rojizos o dorados, la pizarra natural garantiza un resultado impecable y bello para el revestimiento de paredes.

Las baldosas de basalto, por su parte, son muy adecuadas para exteriores. Su popular y elegante color negro así como sus propiedades aislantes y de extraordinaria dureza convierten esta piedra natural en un material ideal para hacer revestimientos resistentes.

Las baldosas de piedra arenisca destacan por su excelente calidad, durabilidad, resistencia y por su inmejorable aspecto. Su superficie natural con acabados en wengé o teka ofrece múltiples posibilidades decorativas para espacios modernos, originales y exclusivos. Dentro de la familia de las areniscas se encuentran también las baldosas de cuarzoarenita, un material que presenta un acabado natural color crema muy luminoso y elegante, indicado para revestimientos interiores y exteriores.

La piedra caliza es porosa y elegante. Se utiliza sobre todo, para revestimiento decorativo de interiores y exteriores, gracias a sus cualidades estéticas. Con la piedra caliza podemos crear revestimientos elegantes y contemporáneos, perfectos para jardines o piscinas, zonas en contacto con el agua donde la caliza es un material excelente gracias a su rápido secado. Como revestimiento de paredes también es una opción acertada ya que recrea zonas cálidas, combina con otros materiales y sus tonalidades enriquecen los ambientes.

Finalmente, las baldosas de cuarcita son ideales para su instalación en exteriores dada su alta resistencia a los cambios de temperatura. Por su durabilidad, aspecto noble y escasa absorción de agua, la cuarcita natural se puede instalar en lugares de alto tránsito. Las placas de cuarcita natural presentan una textura lisa o ligeramente rugosa con una amplia gama de colores, desde los tonos más claros y dorados a los más oscuros, pasando por los verdes agua o los grises.

FUENTE:http://www.piedranatural.com/revestimientos-de-piedra-natural/

Los materiales más recomendados para todo tipo de revestimientos en piedra natural son las pizarras, areniscas, basaltos, calizas y cuarcitas. Las baldosas de pizarra natural son un excelente revestimiento para muros gracias a su dureza, baja porosidad y alta resistencia mecánica y a la intemperie. Disponible en tonos negros, grises, azulados, rojizos o dorados, la pizarra natural garantiza un resultado impecable y bello para el revestimiento de paredes.

Las baldosas de basalto, por su parte, son muy adecuadas para exteriores. Su popular y elegante color negro así como sus propiedades aislantes y de extraordinaria dureza convierten esta piedra natural en un material ideal para hacer revestimientos resistentes.

Las baldosas de piedra arenisca destacan por su excelente calidad, durabilidad, resistencia y por su inmejorable aspecto. Su superficie natural con acabados en wengé o teka ofrece múltiples posibilidades decorativas para espacios modernos, originales y exclusivos. Dentro de la familia de las areniscas se encuentran también las baldosas de cuarzoarenita, un material que presenta un acabado natural color crema muy luminoso y elegante, indicado para revestimientos interiores y exteriores.

La piedra caliza es porosa y elegante. Se utiliza sobre todo, para revestimiento decorativo de interiores y exteriores, gracias a sus cualidades estéticas. Con la piedra caliza podemos crear revestimientos elegantes y contemporáneos, perfectos para jardines o piscinas, zonas en contacto con el agua donde la caliza es un material excelente gracias a su rápido secado. Como revestimiento de paredes también es una opción acertada ya que recrea zonas cálidas, combina con otros materiales y sus tonalidades enriquecen los ambientes.

Finalmente, las baldosas de cuarcita son ideales para su instalación en exteriores dada su alta resistencia a los cambios de temperatura. Por su durabilidad, aspecto noble y escasa absorción de agua, la cuarcita natural se puede instalar en lugares de alto tránsito. Las placas de cuarcita natural presentan una textura lisa o ligeramente rugosa con una amplia gama de colores, desde los tonos más claros y dorados a los más oscuros, pasando por los verdes agua o los grises.

Publicado en 18/10/2018 Interiorismo, Decoración, Mármoles, Pizarras 0 82

Dejar un comentarioDejar una respuesta

Debes permanecer con la sesión iniciada para poner un comentario.
Comparar 0